TEXTO NARRATIVO

NIVEL MEDIO 1

Pulsa el Botón "Inicio" cuando estés listo

 

CARLOS BAZA, "CALABAZA"

 

Su nombre era Carlos Baza, aunque todos le llamaban "Calabaza", pues entre el sonido de su nombre, las notas que sacaba en el colegio y otras cosas más, se había quedado con esa curiosa hortaliza como apodo.

Carlos Baza, o, mejor dicho, Calabaza, era bajito y moreno, de cara redonda y nariz regordeta.

Cierto día, en clase de Ciencias, su maestro le preguntó:

- Carlitos, ¿de dónde sale el azúcar?

Calabaza, después de pensar durante un buen rato, respondió:

- Del azucarero - y se quedó tan tranquilo.

Claro que nuestro protagonista aún estaba en tercero de Primaria y se le podían perdonar algunos errores. Pero, otro día, don Serafín, que así se llamaba el maestro, le hizo la siguiente pregunta:

- A ver, ¿qué pesa más, un kilo de paja o un kilo de plomo?

Calabaza puso cara de sorpresa y, al rato, replicó:

- Depende.

- ¿Depende de qué? - se interesó el maestro, muy extrañado.

- Depende de lo que usted quiera que le conteste - añadió Calabaza - porque una cosa es lo que todo el mundo cree y, otra, lo que creo yo.

- ¡Ah! - dijo el maestro, con la boca muy abierta -. ¿Y qué es lo que todo el mundo cree?

- Pues que pesa igual un kilo de paja que uno de plomo.

- Muy bien, muy bien, Carlitos. ¿Y qué piensas tú?

- Que pesa más un kilo de plomo que un kilo de paja.

- Explícame por qué.

- Don Serafín - respondió el muchacho - si se le cayera un kilo de plomo en un pie, ¿cree usted que le dolería igual que si se le cayera uno de paja?

Esta vez no hubo disculpas para Calabaza, pues ya era algo mayor: estaba en cuarto curso.

(Autor: Emilio Sanjuán)

Tiempo de Lectura:

Velocidad de Lectura: Palabras leídas por minuto